Artículos

miércoles, 8 de agosto de 2007

Una inversión a largo plazo

Siempre que puedo, soy de los que acostumbra a jugar fútbol (soccer for Americans) dos veces por semana, hace tres meses atrás en uno de esos partidos semanales, en una jugada frente a frente con mi amigo Dario, quien no soporta que con diez años más que el lo supere dentro del campo de juego, (si lees esto espero Dario no te enojes) tuvimos un mal movimiento que hizo que los ligamentos cruzados de mi rodilla se terminen rompiendo.

Luego de ver al médico me encontré con la noticia que no quería escuchar, la única alternativa posible para reconstruir mi rodilla era la operación.
Tomé la decisión de hacerlo y hoy estoy en plena etapa de recuperación llevando conmigo a todas partes tres nuevo clavos en mi rodilla que sirven como fijadores del nuevo ligamento.

Esta situación me llevo a pasar muchos días en cama de reposo, y me obligó bajarme del ritmo diario que nuestras actividades nos imponen. Luego de casi un mes de reposo volví con muchas ganas a mi ritmo habitual de vida.

Pero hubo algo que me llamó la atención, era que me costaba en sobremanera poder volver adaptarme a mi habitual ritmo, ya que habitualmente invierto muchas horas en diferentes actividades, en lo laboral, en cursos de capacitación, en lo familiar, etc.

Al ser tan notoria para mi las grandes diferencias de estar tantos días de reposo y tener que volver a casi no poder reposar nada comencé a pensar en nuestras inversiones de tiempo.

Tengo amigos mucho más capaces que yo , y que en lo laboral me ayudaron a crecer mucho, y la característica fundamental de ellos es que pasaban muchas horas de sus vidas estudiando, formándose para tener un título universitario, y luego otras maestrías que le posibilitaran nuevas oportunidades profesionales que les pueda hacer crecer más aun. Pero para obtener estos títulos la situación hace que sea necesario invertir muchas horas de estudio y preparación.

Otros, entre los cuales me cuento, invertimos muchas horas de nuestra vida en nuestros trabajos, tratando de ser eficientes, capacitándonos, todo para obtener un progreso que nos pueda brindar quizás un mejor futuro.

También es común que tengamos el deseo de invertir tiempo en nuestras familias y amigos, todo para fortalecer los lazos afectivos tan importantes para nosotros como individuos.

Sin mencionar muchos otros, estos son solo algunos de los ejemplos de cómo invertimos nuestro tiempo.
Pero lo que me llamó a la reflexión fue pensar en que proporcionalmente a los que somos como personas somos muy malos administradores del tiempo.

Trataré de fundamentar mi pensamiento un poco mejor. Según las creencias cristianas, fuimos creados por Dios como seres eternos, para poder planear mas allá de nuestros días en este mundo, pero en la mayoría de los casos invertimos todo nuestro tiempo planeando y proyectando solo para los días que nos toque vivir aquí, pero si consideramos que somos seres preparados para vivir por la eternidad creo que es sumamente necesario que dispongamos solo algo de nuestro tiempo para planear respecto cuando llegue el último de nuestros días.

La verdad que no soy de los que enfatizan sus mensajes diciendo hay un cielo y un lugar de sufrimiento eterno, ni tampoco vivo pensando cuando será el día de mi muerte, pero mas allá que me guste o no hablar de ello, estos lugares o situaciones no dejarán de existir porque yo u otro trate de ignorarlos.

Recordemos lo que dijo Jesús : "De cierto de cierto les digo, El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida."

Cuando Dios pensó en nosotros lo hizo con el proyecto que vivamos una eternidad cerca de El, sin embargo solo invertimos nuestro tiempo en un sinfín de actividades, muchas de ellas muy sanas, pero solo nos proyectamos o preparamos para una ínfima parte de vida para la cual fuimos diseñados.

Para obtener la vida eterna no es necesario realizar ningún sacrificio, solo oír la palabra de Dios y creer en Jesús, entendiendo que oír y creer implica seguirle.

Hoy mas que nunca creo oportuno preguntarte.

¿invertiste algo de tiempo en prepararte para la vida después de la vida?

Si la respuesta es no, quisiera decirte que aún estamos en tiempos de gracia donde Jesús quiere regalarte la vida eterna.

Algo que costó mucho dolor y sufrimiento, pero que se regala solo por creer.
Un amor tan grande como inexplicable, esa es la esencia de nuestro Dios.


Autor: Fabio Miguel Pereyra
http://reflexionesbreves.blogspot.com/

Bases del autor: Juan 5:24

16 comentarios:

.: Jessie :. dijo...

Muy buen blog!!
Que si de pasar el tiempo no importa que estemos haciendo..trabajo, casa,amigos, siempre y cuando hagamos todo para El, para la honra y gloria de Su nombre.. porque aun con nuestras actividades diarias adoramos a Dios.
Me gusto mucho pasar por aquí... lo haré más seguido!!
Bendiciones!!

Fabio dijo...

Jessie, es verdad que todo lo que hacemos lo podemos hacer para El, pero antes de eso es necesario tomar la decision de seguirle, para ganar una vida eterna cerca de Jesus.
Muchas gracias por tu visita, espero contar con tus comentarios
Un gran saludo

Fabio

El arreglador dijo...

Durante mucho tiempo fui un gran deportista,jugue muchos años al voley y muchos de mis amigos actuales no me conocieron en esa epoca y les resulta dificil creer que yo tenia un gran salto, que fui ternado en mi club como mejor jugador del año para ganar un premio y hubo tres años de oro en los cuales era tan bueno en mi puesto que eso me hizo dudar por un momento en seguir mi carrera como jugador o dedicarme a lo que soy actualmente:pediatra.
Creo haber elegido bien y ahora con una hernia de disco en mi columna solo veo fotos de mi pasado como jugador y me genera buenos recuerdos.
En todos esos momentos El Señor Jesus estuvo conmigo y me enseño que la vida hay que disfrutarla y que la calidad de vida que El ofrece (eterna) es la mejor.
PD:Despues me dedique al futbol y sali multicampeon con mi iglesia como jugador 3 veces y 2 veces como tecnico.

Guillermo Soto Garcia dijo...

amigo
que buen tema el que expusiste
me has hecho pensar en mi futuro y en lo descuidado que he sido hasta el momento...
gracias por exponer este tema
me sirvio mucho

saludos
nos leemos

hasta pronto

Fabio Pereyra dijo...

Arreglador, me voy a permitir salir del tema de la reflexion para preguntarte lo siguiente:

Quien habrá sido el arquero volador y atajapenales que contribuyó para consagrarte como tecnico debutante y campeon?
Un gran abrazo!!

Fabio

Fabio Pereyra dijo...

Guille, si te sirvio el tema de verdad me alegra mucho!
Ya sabes que podes contar conmigo, tenes mi correo para cualquier otra inquietud.
Un gran abrazo!!

Fabio

BIOGRAFÍAS dijo...

Fabio!

De vez en cuando, cuando vemos que las cosas no salen, cuando parece que en vez de "con estrella" nacimos "estrellados", entramos a desesperarnos al ver que el tiempo se nos escapa por entre los dedos y no logramos demasiado.

¡Pero que corta nuestra visión!
Suele ocurrir que la finiquitud de nuestro pensamiento nos impide abstraernos más allá de lo que percibimos con los sentidos, y dejamos de lado la Fe.
¡Eternidad! ¡Que concepto difícil de asimilar!
Sin embargo, allí radica la esencia de nuestra fe.

Invertir tiempo para lo eterno. Toda una prueba para nuestra fe.

Saludos a los tuyos. Y no dejes de guardar un buen tiempo para ellos. Se que lo haces.

Quien te aprecia
Dany

Fabio Pereyra dijo...

Dany: Heyy, ya estaba extrañando tus super comentarios.
Siempre aportando algo constructivo.

Hasta pronto

Fabio

Manlio Hector dijo...

Fabio:
Tu rodilla te ha recordado dolorosamente que todo tiene su tiempo bajo el sol,no lo digo porque no sea posible del todo continuar practicando algún deporte;sino porque el "modelo" ya no es tan reciente.
Pero por otro lado reflexionar acerca del "tiempo" de nuestra vida,nos da la perspectiva de Pablo al decirle a Timoteo:Hecha mano de la vida eterna.
Para vivir con entendimiento y sabiduria.
Pero hemos de vivir en abundancia,porque para ello hemos sido creados y redimidos.

Un abrazo de amor fraternal.

fabio dijo...

Hector, Creados para vivir en abundancia, eso me gusto!

Un abrazo

Fabio

PABLO ROBERTO dijo...

Excelente Reflexión Fabio!!!
En realidad tendemos a distraernos con las cosas mas pequeñas. Y nos desenfocamos de lo eterno.

Saludos

Pablo Roberto

Brisa nocturna dijo...

Muy cierto Fabio,el año pasado tocamos en una materia en el seminario un punto que se ha quedado en mi arraigado,la prespectiva eterna y el cristiano,como cristianos,peregrinos y extranjeros,o pajaros en espera de otra estacion como suelo decir,el concepto de la vida eterna debiera influir en las cosas que hacemos.Como siempre,muy buen post amigo!!

Bendiciones :)

Anónimo dijo...

Pablo Roberto, En realidad con mucha facilidad nos desenfocamos.
Un abrazo

Fabio

Anónimo dijo...

Brisa, Se nota que eres una chica con mucha preparacion, sigue comentando asi los demas tambien tenemos posibilidad de aprender

Un gran saludo

fabio

Ulysses dijo...

Muy cierto nos precupamos de las cosas externas u efimeras.Y descuidamos a Dios

Recordemos que "solo se puede ver con el corazón, que lo esencial es invisible a los ojos"

Fabio Pereyra dijo...

Ulises, primeramente gracias por comentar, espero verte seguido por aqui.
Un saludo

Fabio Pereyra