Artículos

lunes, 30 de julio de 2007

Un gran privilegio

Hace un tiempo escuchaba a alguien decir acerca de lo complejo que resulta vivir la vida cristiana, de la dificultad que representa seguir los pasos de Jesús, que no es nada fácil vivir una vida acorde a la voluntad de Dios, haciendo de la vida cristiana una imposición sufrida, más que algo que se pueda vivir como un deleite.

Esto me hizo reflexionar y me propuse el ejercicio de mirar mi vida hacia atrás, para hacer cuentas de cómo había transitado mis días hasta hoy, y si en realidad tratar de vivir una vida cerca de Dios fue algo que disfrute o lamenté.

Recuerdo cuando era un niño de ocho años y perdí a mi padre carnal, estoy seguro que hubiera sido muy difícil reponerme en mi vida a esa gran pérdida, si no hubiera sido porque creí con todo mi corazón la promesa que “el Señor estaría conmigo todos los días hasta el fin”.

Cuando me tocó transitar por el valle de sombra y de muerte no tuve miedo, porque el Señor estuvo conmigo. Luego vinieron los momentos de miedo, pude recordar sus palabras casi en mi oido, “No temas, porque yo estoy contigo, no desmayes porque yo soy tu Dios que te da fuerzas, siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con mi diestra de justicia”.
Cuando llegaron las tormentas, Jesús estuvo allí para dar la orden que cese el viento y calle el mar, cuando la decepción parecía adueñarse de mi vida la fidelidad de Dios se hizo mas fuerte que nunca, demostrandome que todo pasa, pero que su fidelidad es algo inalterable.
Estoy seguro que si alguna vez tendría que vivir la escases El estará allí, para multiplicar mis pocos panes y peces en alimento para miles, que cuando el afán y la ansiedad se apodere de mi, sus palabras sonaran nuevamente, “hijito, mirá las aves del cielo, ni siembran, ni siegan, sin embargo Dios la alimenta,¿No vales tu mucho más que las aves?, que si alguna vez caigo en mi condición de humano falible El estará allí para defenderme y decirme; “El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra, yo no te condeno, vete y no peques mas”, cuando los vientos derrumben las casas de mi alrededor yo podré estar seguro, ya que mi casa esta fundada sobre la Roca, y que si la enfermedad tocará mi hogar, las palabras finales de esa vivencias seran: “toma tu lecho, levantate y anda”


Tengo muchos sueños personales y planes pensados a futuro, algunos de la vida familiar, otros respecto a lo profesional, y quizas otros de índole ecónomicos, pero estoy absolutamente seguro que si alguna vez podría llegar a concretar todos ellos en su máxima potencia, nada nunca podrá compararse con la grandeza de haber conocido al Dios que me amó desde el vientre de mi madre, y me dio la gran oportunidad de vivir la vida con la condición de ser alguien pleno, por haberle conocido.

En ciertos momentos pienso en lo difícil, lo angustiante, lo sin rumbo, que sería vivir sin haberle conocido, y una de las incógnitas más grandes que tengo es como pueden las personas vivir lejos de Dios, siendo que el preparó una vida abundante para nosotros, quizás piense así porque tuve el privilegio de conocer lo que significa vivir bajo su cobertura.

Por lo general soy de las personas que se inclinan por el dialogo serio, formal y lógico, adepto de los conferencistas, pero por momentos me invaden las ganas de pararme en la calle y gritar como un fanático: Por favor no vivan más así, ¿No se dan cuenta de lo que se están perdiendo?

Mi conclusión final se parecen a los versos de esa conocida canción

“¿Que sería de mi si no me hubieras alcanzado, donde estaría hoy si no me hubieras perdonado?”

Quizas vivir el cristianismo a veces no resulte tan sencillo, pero no me cabe la menor duda que vivir sin Jesús es mucho, mucho mas difícil.

Mi deseo es, que tengas el mismo privilegio que tuve yo, conocer al que tiene al mundo en la palma de su mano.

La vida sin Jesús no tiene sentido, quizas algún día me anime a gritarlo por las calles.

Esta es mi forma de ver al respecto, me gustaría que me cuentes la tuya.




Autor: Fabio Miguel Pereyra
http://reflexionesbreves.blogspot.com

8 comentarios:

Guillermo Soto Garcia dijo...

hola amigo
como siempre me gusta leer tus temas
ultimamente e conocido a unas personas q practican el budismo y ellos no creen en alguien divino o superior, yo respeto todas las creencias y estoy tratando de entenderlos a ellos tambien,y no puedo dejar de decir que muchas d sus creencias me llenan el alma.me e dado cuenta q todas las creencias tiene el mismo eje central...hacer el bien.

amigo expuse un tema en mi blog "la amistad", quisiera saber tu opinion porfavor http://gsotogarcia.blogspot.com

El arreglador dijo...

Todo lo que proviene de Dios es en base a su esencia "el amor".Por eso sus promesas son verdaderas y se cumplen en su debido tiempo,y El tiene promesas para nosotros en cualquier circunstancia que estemos pasando,es como que siempre tiene una "abajo de la manga",el click esta en que podamos creerle mas alla del momento especial que podamos estar pasando.
Hubo un tiempo en donde me senti muy solo,nada me podia llenar,la soledad era como muy pesada y dificil de soportar,al punto de llegar a pensar cosas terribles de mi y con deseos de no vivir mas,siendo que "habia nacido en un hogar cristiano"y que participaba de areas en laiglesia con gran actividad.Sin embargo esto no me llenaba.Estaba desenfocado.Y en mi soledad a la espera de alguien que me consuele o me abrace,esto no sucedia,pero en ese "lodo cenagoso"en el que me sentia pude vivir y sentir esa palabra que dice que "...Dios calla de amor".
Cuando el silencio que me rodeaba parecia no soportarse mas,esa palabra quebro los aires y comenzo la obra de restauracion mas increible y maravillosa que me sucedio. Repito todo lo que proviene de Dios es en base a su esencia "el amor",aun su silencio cuando uno esta dispuesto a escucharlo.

Fabio dijo...

Guille:

Primeramente gracias por leer mis articulos, de verdad valoro mucho eso!

Coincido con vos en que es muy sano respetar todas las creencias y puntos de vista, de hecho reflexiones es un espacio abierto a las diferentes maneras de
pensar. No coincido tanto en que todas las creencias tienen el mismo eje, sinceramente no creo que depositar nuestra fe en Jesus tenga el mismo sentido que
depositarla
en otras creencias ajenas al cristianismo, creo firmemente que el UNICO intermediario entre Dios y los hombres y el unico en el que podemos encontrar salvacion
es a traves de El.

De todas maneras me resulta muy interesante y constructivo poder escuchar otros puntos de vista.

Prometo hoy mismo visitar tu blog y dejar mi opinion.

Un fuerte abrazo!
Fabio

Fabio dijo...

Arreglador : Gracias por compartir tu experiencia, creo que es muy constructiva para el que pueda leerla.

Un abrazo

Fabio

Brisa nocturna dijo...

Hola Fabio!!

Que hermoso post amigo!! Te confieso que esa cancion que citas,es mi confesion al Señor desde que la oi por primera vez.Y si, el cristianismo puro y simple, Jesus en nosotros!!.Definitivamente no imagino mi vida sin El,con todo lo bueno,lo malo,lo hermoso,lo horrible,lo alegre,lo doloroso que he vivido, si es un privilegio poder decir que su abrigo y presencia han estado y estaran con nosotros siempre,conocer la plenitud de gozo y las delicias de caminar a su lado,Cristo en la cruz,la salvacion,la vida eterna,en fin,que en El vivimos,nos movemos y somos,como diria el apostol Pablo.Animemonos todos contar, a decir la gran noticia!!

Ah, y que bueno que te gustaron las fotos de mi cuidad,yo siempre he querido conocer Argentina y en especial Buenos Aires, algun dia espero ir!! :)

Bendiciones y adelante!!

Fabio Pereyra dijo...

Brisa, ¿Y como oirán si nadie les predica?, esa es la consigna de este blog. Espero estar a la altura de las circunstancias.
Gracias por tus incondicionables comentarios
Un gran saludo

Fabio

maik dijo...

FABIO HOY HACE QUINCE DIAS PERDI MI TRABAJO TENGO UN HIJO AL CUAL MANTENER UNA NOVIA A LA QUE AMO CON TODA MI VIDA Y ESTOY PASANDOLO MAL SOLO UNA ESPERANZA EL CREER QUE DIOS ESTA PONIENDO HA PRUEBA MI FE OJALA UBIRA MUCHA GENTE COMO TU GRACIAS

Anónimo dijo...

Maik: Hay momentos en los cuales se hace muy dificil comprender porque Dios permite ciertas situaciones, aunque por propia experiencia puedo dar fe de la inalterable "Fidelidad" de Dios en toda circunstancia.
Me gustaria poder establecer contacto contigo a traves de mi mail personal, si así lo deseas por favor escribeme a fabiopereyra_783@hotmail.com

Un fuerte abrazo!

Fabio Pereyra