Artículos

viernes, 17 de agosto de 2007

Opinión abierta: El perdon


Reflexiones intenta ser un ámbito donde se respete las diferentes opiniones y creencias, sean ellas cuales fueren.

En virtud de esta consigna, me gustaria escuchar sus opiniones respecto del tema: El perdon.

Por favor, si así lo deseas comparte con los demás lectores lo que tu crees sobre las siguientes preguntas, y si puedes fundamenta tu opinión .

Incluye tu país, nombre y apellido.

¿Crees que es importante el poder perdonar a otros?

¿Crees que nos beneficiamos perdonando a otros?

¿Corresponde perdonar aún cuando el gravamen que recibimos de otros es de una gran magnitud?


13 comentarios:

Brisa nocturna dijo...

Hola Fabio, muy buena idea..aqui voy :)

¿Crees que es importante el poder perdonar a otros?

Si lo creo, el perdon a los demas y a nosotros mismos es una medicina que sana las mas profundas heridas.

Crees que nos beneficiamos perdonando a otros?

Definitivamente. .Experimentar el perdon, vivirlo,sentirlo, y despues perdonar en libertad y amor,es una experiencia que renueva.


Corresponde perdonar aún cuando el gravamen que recibimos de otros es de una gran magnitud?

Si.Nosotros perdonamos porque fuimos perdonados.No es facil..lo se,duele mucho...lo se,toma tiempo..lo se.Sin embargo,por mi propia experiencia,por dificil,doloroso o lento que parezca el perdonar algo que te ha marcado o el alguien que te lo hizo,mas que una opcion ,mas que un mandamiento de Jesus,es un gran camino hacia un mejor conocimiento de Dios y de su amor.

Bueno,espero sirvan mis lineas de algo :)

Guillermo Soto Garcia dijo...

no hay duda que si es importante perdonar y aunque a veces cuesta mucho y es muy dificil solo decir "te perdono" es algo que nos beneficia totalmente, el alma se sana y se siente mas liviana. el perdonar es una de las acciones que no podemos dejar de aprender.

hasta pronto

saludos

El arreglador dijo...

El perdonar puede ser a veces muy dificil pero se que es quizas la mejor medicina para el alma, y Jesus esta siempre presente para que podamos ejecutar esa "medicina" teniendo excelentes resutados.

BIOGRAFÍAS dijo...

Fabiooooo... No me dés letra
Te envío un abrazo.
Dany

rigo dijo...

Pues yo estoy en desacuerdo con ustedes. Lo primero que hay que esperar es que la otra persona deje de hacernos daño. Mientras no detenga su ataque no hay que perdonar. Es como un primer requisito.

Pero cómo perdonar si a diario se nos hace daño, cuando le cortan a uno el lazo familiar solo porque creo -sé!- que la biblia no es la palabra de dios, y jesús no es el hijo de dios.

Acepto que se me castigue si le hago daño. Pero si ni siquiera se me da la oportunidad de exponer mis argumentos e inmediatamente me vuelve a desconocer como hijo... pues no. No puedo perdonar bajo esas circunstancias.

Mi papá tiene que respetar mi punto de vista y cesar el castigo antes que yo lo perdone.

BIOGRAFÍAS dijo...

Hola Fabio:

Me pareció muy interesante el planteo de Rigo

En mi opinión, perdonar a quien no debe serlo, puede traer consecuencias catastróficas, sobre todo si el perdón conlleva el reestablecimiento de un vínculo.

Lo pongo en un ejemplo:
Supongamos que un hombre engaña a su esposa y a consecuencia de esto hay una ruptura en el matrimonio. Ahora bien, la esposa, convencida de que debe perdonar, invita a su marido a regresar al hogar. Lo perdona y el esposo “dice” que nunca mas le va a ser infiel. Resulta que las cosas parecen caminar bien, la pareja tiene varios hijos, y al cabo de un tiempo, la esposa se entera que su marido, a quien ella había perdonado, no solo tiene una amante, sino que ya pasaron varias, e incluso lleva una doble vida, con otros hijos esparcidos por quien sabe donde.

Ahora el problema se magnificó hasta un punto inimaginable y de no retorno. Dígame, querido amigo ¡¿Quién Diablos mandó a esa pobre mujer a perdonar a su marido?!

Entonces me pregunto ¿Toda injuria tiene el mismo grado de "perdonabilidad"?
Hasta donde puedo abstraer y admitir por la fe, esto no es así. Existen ciertos pecados imperdonables. Un ejemplo, por cierto muy discutido, es el de la blasfemia al Espíritu Santo. Otro, ¿Acaso Lucifer y sus ángeles tienen siquiera el derecho a ser perdonados? ¿Acaso todo ser humano ha de ser perdonado? Obviamente que no. Entonces, el perdón es algo condicionado. Para el caso de la redención, al hecho de acogerse a la Gracia mediante el arrepentimiento.

Pero quien puede juzgar con certeza al arrepentido es solamente Dios, quien conoce los corazones. Un psicópata que te daña una y otra vez, y entre hecho y hecho se arrepiente con lágrimas de cocodrilo, no es merecedor de ser perdonado. Antes bien, seríamos tontos al hacerlo.

Pero ¿Hay que perdonar?
70 veces siete. pero eso se refiere a la injuria menor, a la ofensa, al producto casi natural de las relaciones humanas. Otra cosa es la injuria del padre que abandona a su hijo, la del violador, la del que realiza apremios psicologicos, etc.

Cuando la causa que motivó la injuria personal no es otra cosa que el pecado, y cuando se trata de perdonar un acto surgido del pecado, en cierta manera se está pretendiendo perdonar un pecado. ¡Esa es una facultad divina!

Si Dios el Padre, no perdona todo. Acaso nosotros, que fuimos creados a su semejanza habremos de hacerlo. ¿Seremos superiores a Dios?

En conclusión, esto es lo que pienso:
Echemos nuestras cargas sobre el Señor. Dejemos que el Espíritu Santo se encargue de nuestros conflictos, de nuestras raíces de amargura. La culpa de haber sufrido una agresión es del agresor. Los sentimientos de culpa no deberían emerger de una falsa idea de que es obligatorio perdonarlo todo.
“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

El cristiano, lleno del Espíritu, tiene la obligación de buscar la perfecta sintonía con Dios. El Señor está siempre dispuesto a perdonar. Jesucristo es el SANADOR. Llegar a tener la mente de Cristo, implica conocer esto. Dicho de otra manera, tener la mente de Cristo significa que nosotros debemos tener un ánimo dispuesto a perdonar. La convicción del perdón viene por el Espíritu Santo y es una concesión dada por Gracia y voluntad del Padre. Busquemos la Santidad, sin la cual nadie verá a Dios. Al vivir la Santidad, estaremos descubriendo el maravilloso estado de la Gracia, en donde el Espíritu Santo intercede por nosotros, haciendo nuestras cargas llevaderas, haciendo posible lo imposible, y ocupándose de lo que por nuestra humanidad no podemos.

La Religión, y el Evangelio mal entendido, fundamenta su existencia en la necesidad de CREAR culpas. El verdadero Evangelio, el Evangelio de la Gracia, nos LIBERA de ellas.


Perdoname por lo extenso, pero no encontré manera de expresarme más breve.
¡Perdóname!

Victor Cabrera dijo...

Interesante el tema y la discusión...

Asi y todo me atendré a esto:

"Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas."
(Mateo 6:14-15)

¿Quiero misericordia? Debo tener misericordia... y no necesariamente de aquel que nos ofendió un poquito (ahi no cuesta nada), sino que a veces el Señor nos prueba en situaciónes en que el perdón cuesta mucho... (ahi se ven los valientes)

Pues sin ir mas lejos, los mas malos fuimos nosotros con nuestro Dios, pues fuimos causantes de la crueldad mas grande que se ha visto en el mundo. De esa misma manera (y a ese nivel) debemos ser capaces de perdonar, como Cristo nos perdonó a nosotros todo su sufrimiento:

"... perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo."
(Efesios 4:32)

Ojo con "como Dios...", significa que si nos hacen males como a los de Cristo, tenemos que perdonar amándo a nuestros enemigos!!

¿Se imaginan a los cristianos que los perseguian y los torturaban perdonando a sus captores? Pues eso fue una realidad, aún cuando se ensañaban con sus propios hijos y esposas.... ¿Podemos perdonar nosotros en esas situaciones?

Debemos hacerlo, pues nosotros no hemos sido mejores que ellos en cuanto a nuestra deuda con Cristo.

Mi Señor me ha perdonado tanto, que creo ser incapaz de no perdonar a otro, al modo de los "dos deudores".

Dios les bendiga!! (parece que igual me extendí mucho, perdón!!, jeje)

rigo dijo...

Hola Dany. Yo también estoy seguro que hay que perdonar.

Pienso también que la razón más poderosa para perdonar es el egoísmo. El primer beneficiado con perdonar es uno mismo con la enorme tranquilidad de espíritu y paz mental de tener un problema menos. Otras ventajas serían las bendiciones que uno podría obtener de dios si fuera realmente así.

No veo mayor diferencia entre "tamaños" de faltas u ofensas perdonar. Creo que todo se puede perdonar. Pero perdonar no significa ausencia de castigo o al menos medidas para que el problema no se vuelva a repetir. Yo puedo perdonar y al mismo tiempo exigir al que nos hizo daño a que se aleje de nosotros. Es perfectamente legítimo.

BIOGRAFÍAS dijo...

Rigo, Fabio, Amigos,

-"Yo puedo perdonar y al mismo tiempo exigir al que nos hizo daño a que se aleje de nosotros"-
Estoy absolutamente de acuerdo.

Mi punto es que hay algunas cosas que solo podemos perdonar cuando tenemos la convicción del Espíritu Santo que nos dice, "¿Quieres perdonar? Entonces hazlo".

Insisto en que, desde nuestra humanidad es utópico pretender perdonarlo todo.
Pero para ésos casos, en ocasiones terribles, está la obra restauradora y consoladora del espíritu.

Digo entonces:
-"Padre, está en mi convicción perdonar pero no puedo hacerlo".
Y creo que Dios, en su amor, a nosotros, a quienes somos los necesitados de perdonar, nos infunde el "espíritu" perdonador.

Sigamos charlando.

Manlio Hector dijo...

La plática me recordó a aquel joven universitario que fue confrontado por su director:¿Así que tu eres de esos tontos que creen que la Biblia es la palabra de Dios? ¡ya la leí y no me dijo nada!.
El joven respondio:La Biblia es una carta que Dios escribió para sus hijos,y usted ha estado leyendo correpondencia ajena.

Coincido con la reflexión de Dany,y también creo firmemente que los que hemos decidido creer que la Biblia es la Palabra inspirada por Dios,tenemos por mandato el perdonar,y aún más:Amar a nuestro enemigo.
Pero solos no podemos,necesitamos la ayuda del Espíritu Santo.
Por lo demás,solo un encuentro personal ante la cruz del Calvario,cambiará para siempre nuestra manera de pensar y vivir.

Luciana Kog dijo...

Quizás algunos lo sepan. Yo soy judía mesiánica y entiendo que fui perdonada por Yesuah. Pero leyendo todo lo que ya escribieron, no me parece que todo sea perdonable. hay cosas que solo por mandato de del Creador se puede perdonar.
Y lo que dijo el Señor Manlio es cierto, solo Yeshuah (el mesías) puede predisponer la mente para el cambio.
Shalom. hasta el próximo escrito. Como siempre bueno.
Luciana

Guillermo Soto Garcia dijo...

nose que es mas dificil, si pedir perdon o perdonar, para ambas cosas yo creo que se necesita valor.

amigo en mi blog expuse un tema en una poesia que es cuando no nos queda tiempo para las personas que amamos por estar insertos en una vida de locos


saludos
que estes bien

Anónimo dijo...

hace unos meses sufri una puñalada por la espalda de una persona que hasta el sol de hoy solo esperaba la primera oportunidad para hacerme daño, finalmente lo logro, tanto, que tuve que irme de un trabajo que me gustaba y bueno...la cosa es que la verdad para mi no es dificil pedir perdon yo acepto bastante bien mis errores, sin embargo esto que me paso me esta costando un mundo sanarlo y al final perdonar...de verdad que ya quiero olvidar y perdonar.