Artículos

viernes, 25 de mayo de 2007

Tuve hambre y me diste de comer

Denominaciones cristianas, se suponen que todas son seguidoras de Cristo, pero sucede que aunque hay un solo Jesús muchos son los diferentes movimientos, algunos muy distintos entre si, y otros no tanto.

En ciertas oportunidades veo como una competencia entre estos, cada uno exaltando y haciendo valer su propia doctrina y marcando los errores de las demás.
Quizás en alguna forma, pareciera como que hacemos mucho mas énfasis en todo aquello que por doctrina cristiana (y solo me refiero a las denominaciones dentro del cristianismo) nos separa, que lo que nos une, por lo menos ese fue mi caso en algún tiempo.

Es que para mi forma equivocada de ver, si no cumplía rigurosamente lo que “mi doctrina” cristiana establecía, quizás pensaba que el grado de aceptación de Dios sobre esa persona era menor, realmente estaba muy equivocado.

Con este tópico no quiero decir que cada uno debe crear a gusto personal una nueva denominación, ni que la existencia de las mismas sea un error, solo que entiendo que es casi un deber la sana convivencia entre los diferentes movimientos.

Al respecto, hoy quisiera recordarles las palabras de una mujer, nacida en la ex Yugoslavia, su nombre fue nombre Agnes.

Ella fue alguien que vivió su vida consagrada a Cristo, pero si de doctrina cristiana nos tendríamos que sentar a discutir, creo que personalmente tendría una gran lista con diferencias bien marcadas, y que sobre algunos temas referentes a doctrina tendría una gran lista con argumentos, válidos para que prevalezca mi posición, en lo que a doctrina respecta.

Pero viendo el fruto de su obra, su forma de pensar, proceder y el testimonio explícito que dejó, no puedo más que reconocer en ella una mujer de Dios.

Para entender un poco más de que les hablo, sería oportuno conocer algunas de sus expresiones y vivencias, ya que si sabemos como piensa alguien, si ese alguien es honesto en sus expresiones, creo que podemos conocer que es lo que hay en el corazón de esa persona.


Agnes, vivió una vida de servicio a Cristo, su ministerio se extendió a lo largo del mundo, y debido a su tarea recibió muchos reconocimientos a nivel mundial, alguna vez aceptó recibir el premio novel de la paz.

Ella fundó muchas congregaciones, ayudó a los más débiles, y como consecuencia de su amor por Jesús dejó todo por servirlo.


En cierta oportunidad, cuando una importante periodista italiana la entrevistó, y con motivo de su “éxito” en la fundación de muchas congregaciones y de ser condecorada con el premio novel de la paz, le preguntó lo siguiente, esperando recibir una respuesta vinculada con su premio o reconocimiento.

Periodista: “Agnes, en su vida ha cosechado muchos premios, ha fundado varias congregaciones, que se están extendiendo por todo el mundo, ¿Cuál ha sido el acontecimiento más importante que ha tenido en su vida?”

Agnes: “Le diré, sin temor a equivocarme, que el acontecimiento más importante que he vivido en mi vida ha sido mi encuentro con Cristo, Él es mi sustento y mi vida.”

Periodista: “¿Y puede hablarme de Él?”

Agnes: “Cristo es el amor para ser amado, el camino para ser recorrido, la verdad para ser proclamada, la vida para ser vivida.”

Estas fueron algunas otras de sus expresiones:

(*)
“En la vida moderna muchos buscan un golpe de suerte, un negocio redondo, una operación maestra, capaz de solucionar para siempre todos sus problemas y sus anhelos de felicidad. Y lo buscan en el dinero, en el poder, o en otros ídolos que ofuscan el corazón humano. Nada más engañoso y fugaz. La aventura más apasionante, el acontecimiento mas sobrecogedor que un hombre puede tener en la vida, es, sin lugar a dudas, el encuentro con Cristo.”



“El aborto es un homicidio en el vientre de la madre… Una criatura es un regalo de Dios. Si no quieren a los niños, dénmelos a mí.”


Este era su texto bíblico preferido:

Porque yo tuve hambre y me diste de comer, estaba desnudo y me abrigaste, enfermo y me curaste, sin techo y me alojaste en tu casa. Por cuanto lo hiciste con cada uno de estos más débiles, lo hiciste conmigo, dijo Jesús.

Ojala algún día, y solo como una consecuencia de amor por Cristo yo pudiera llegar a tener el diez por ciento del fruto de Agnes, ya que no puedo más que reconocer que ella fue alguien que predicó a miles, pero la mayoría de la veces sin la necesidad de abrir su boca, renunció a muchas comodidades, pudo ver a Cristo en cada enfermo, hambriento y necesitado.

Por lo menos para mí, ella fue un gran ejemplo digno de imitar, aunque no comparta algunas doctrinas.
Agnes murió en 1997, y hasta el día de hoy sus frutos influencian a muchos a vivir para Jesús, quizás sea porque ella pudo llevar a la práctica sus convicciones y no solo dejarlas morir en simples expresiones.

Agnes fue una preciosa sierva de Dios, que peleó la batalla de la fe, pero quizas su nombre no te represente demasiado, porque en realidad fue mas conocida como Teresa de Calcuta.


Autor: Fabio Miguel Pereyra
http://reflexionesbreves.blogspot.com/

*Frases extraídas del libro: Testamento, de Pedro Arribas Sánchez.

18 comentarios:

Robert dijo...

Creo en las palabras que señalas del extracto, sin embargo pienso que sería mas poderoso saciar el hambre del pobre enseñándole a labrar la tierra y educandolo con herramientas que le permitan superar sus carencias.
Se que siempre habrán necesitados, entonces resulta mejor eliminar necesitados o pobres con las armas de la superación por medio de Cristo y la capacitación para la vida cotidiana.
Dios te bendiga

www.profetasilencioso.wordpress.com

Fabio Pereyra dijo...

Robert, Estoy muy de acuerdo con vos, soy de los que prefieren ensenar a pescar antes que dar el pescado, pero hay situaciones limites donde de extrema pobreza y consecuencias terribles de la miseria, el hambre o la guerra.
Y esos casos fue en donde esta pequena gran mijer se destaco.
Ni la adoro, ni la pongo en lugar de una canonizacion, solo me maravillo de como llevo Amor al mas necesitado, en definitiva como lo hizo Jesus.

Te agradezco mucho tu visita!

Un gran saludo
Fabio

Alejandro dijo...

¡Hola, Fabio! Dios te bendiga por la exposición de tus ideas y por la promoción de la reflexión sobre temas cristianos. Esto sirve para pensar, reflexionar y fortalecerse en la fe. Gracias por todo esto.
El tema de las denominaciones no me parece menor. Es más, me parece de los más trascendentes. Aunque sea políticamente incorrecto manifestarse en favor de una denominación y en desacuerdo con otra, o en contra del ecumenismo, ésta es mi posición al respecto. Digo esto porque algunas de las iglesias/denominaciones supuestamente cristianas, contradicen en su teoría o práctica la Palabra de Dios, la Biblia, lo cual las convierte en iglesias no cristianas.
La medida del ecumenismo debería ser la Biblia. De no ser así, ¿no es preferible formar una ONG o un partido político?
Cuando pienso en convicciones como "sola scriptura", el congregacionalismo, la salvación por la fe, el bautismo de los creyentes (vs. el de niños), la separación entre Estado e iglesia (entre tantas otras cosas...) me pregunto: ¿Cuál es el verdadero sentido del ecumenismo? ¿Por ejemplo, qué podría yo tener que ver con un católico, cuando al considerar sus creencias veo sólo error sin arrepentimiento?
Lo de teresa de calcuta me parece muy meritorio, por cierto. Sin embargo, visto en el panorama más amplio de la iglesia católica, me causa un poco de indignación y bronca. ¿Acaso no son esos millones de indigentes el producto de su actuación a lo largo de la historia? Basta recordar las afirmaciones del papa de hace unos días sobre la "evangelización" de América. No puedo dejar de pensar en acciones que dejan al descubierto el verdadero rostro de la iglesia católica: la inquisición, el apoyo a los regímenes dictatoriales, las bendiciones de los vuelos de la muerte, las misas en los chupaderos, la justificación de los desaparecimientos y asesinatos, la constante intromisión en los asuntos del Estado, o el caso del obispo castrense baseotto y su increíble apología del odio y la muerte. ¿Qué tengo yo en común con gente como ésta? Sin embargo, la propaganda de la iglesia católica es sumamente hábil, y enmascara e intenta balancear estas vergonzosas acciones con ejemplos como los de teresa de calcuta, los "santos", las "vírgenes", los "mártires", declaraciones totalmente vacías del papa "a favor de la paz y en contra de la guerra", etc.
Todo esto para nada me desanima, sino que, por el contrario, me da más fuerza, esperanza y confianza en el futuro. Basta ver el viaje "de emergencia" del papa a Brasil, país que supuestamente tenía el mayor número de católicos en el mundo y que en las últimas décadas ha visto una importantísima reducción en el número de católicos, a expensas del avance del protestantismo. ¡Hasta tuvieron que inventarles un santo para ver si reanimaban al catolicismo! Además de haber estado sembrado de polémicas y haber sido un verdadero fracaso en convocatoria...
Espero que estas líneas sirvan para estimular la reflexión y la fe.
En fin, creo que la caridad es muy valiosa, pero si no hacemos una lectura sociocultural histórica integral que vaya más allá de lo circunstancial y anecdótico, podemos caer en el error de alabar lo criticable. Acaso los desamparados, ¿no son funcionales a la iglesia católica (cáritas, sociedades de beneficencia, etc.)?
Saludos,
Alejandro.

Fabio Pereyra dijo...

Alejandro : Salvo los comentarios de mi Amigo Daniel Dañeiluk, creo que este fue uno de los mas largos que recibi, Gracias por tomarte el tiempo de escribir en este blog.
Sabes, yo coincido con vos en muchas de tus expresiones,se que a lo largo del tiempo las religiones utilizaron y manipularon mucho al mundo, con cosecuencias terribles, y algunas en particular mas que otras(ver post religion o relacion). Todas estan compuestas por hombres, por ende expuestas errores, aun la nuestras.
Al respecto, hablando de Teresa, prefiero hacer como nos enseñaron, observar todo y retener lo bueno, y por otro lado creo que nosotros tambien somos responsables de muchas situaciones que serian evitables, pero que como iglesia no estamos en el lugar siempre donde debemos estar, prefiero hacer un critica hacia adentro y no tanto hacia fuera, xq Iglesia es el cuerpo de Cristo y no solo la catolica, y como "iglesia" creo dejamos espacios libres, donde deberiamos estar influenciando y ayudando a cambiar la manera de pensar y así la de vivir.
Por otro lado los desamparados creo que no son solo tarea de la iglesia catolica, en el momento de la multiplicacion de panes y peces Jesus les dijo: "Denle uds. de comer"
Te mando un abrazo y gracias de nuevo por tu visita.

Fabio Pereyra

brisa nocturna dijo...

Fabio, este post me ha encantado muchisimo.Gracias por compartir una historia asi, con tanta enseñanza y ejemplo.Me encanto y conmovio la definicion de Cristo por ella : Agnes: “Cristo es el amor para ser amado, el camino para ser recorrido, la verdad para ser proclamada, la vida para ser vivida.” Que tremendo!!.No una denominacion,no lo que yo creo,no una religion...

Recuerdo ahora a Miqueas hablando de lo que pide Jehova de nosotros..hacer justicia,amar en misericordia y humillarnos...

Saludos!!!

Fabio Pereyra dijo...

Brisa: A mi tambien me llega mucho tambien las palabras de Terersa, pero aun mas ver como pudo rendirse "sin condiciones", no soy catolico, ni tampoco tengo nada que ver con movimientos ecumenicos, pero he leido bastante sobre ella, su vida me inspira a seguir a Cristo.
Un gran saludo!
Ya eres como de la casa!
Fabio Pereyra

El arreglador dijo...

Creo que lo mas importante es que Dios no mira las formas sino el corazon, Y el corazon del hombre solo puede ser llenado por cosas de Dios, por eso cuando el hombre intenta llenarse de otras cosas este nunca se llena y se vacia facilmente.
Sabes que en biofisica se define la funcion del corazon como "una bomba impelente" por eso creo que la figura del corazon como organo importante y usado para las figuras y simbolos de acercamiento de Dios es porque quiere llenarnos, que este distribuya el flujo de sangre a todo nuestro cuerpo y que tenga consecuencias visibles. Si extrapolamos esta figura el quiere que nuestro corazon lleno de El genere efectos en nosotros y por ende en donde nosotros estemos.

Fabio Pereyra dijo...

Chris, Gracias por comentar en cada uno de los post!

Nos vemos pronto, a ver cuando comemos un asado juntos, jajaj

EL OJO PROTESTANTE dijo...

Hola Fabio
Te propongo condimentar el debate

Leí con atención esto sobre lo que alguna vez pudimos conversar personalmente.
El informe me pareció muy bueno y conmovedor.
Pero, así y todo, me parece muy atinado lo que acota Alejandro. Yo lo veo de la misma manera.

Y si... obviamente el cristianismo verdadero va dejando banderas que otros levantan. Ocurre con las banderas de la justicia social, que fueron recogidas por los comunistas... que nada tenían que ver con Dios, antes bien todo lo contrario.
Lo mismo con las banderas de la ecología, que fueron recogidas por los newAgers, entre otros, los que tampoco tenían nada que ver con Dios.
Y así hay otras banderas.

Creo que, para el caso puntual de Agnes, la caridad que cultivó de manera ejemplar e incuestionable, es otra bandera que se apropió el Catolicismo Romano ...que según mi criterio, nada tiene que ver con Dios.
Y a esta altura quizás valga aclarar que, según mi criterio, no necesariamente es lo mismo la megaestructura eclesiástica que el corazón sincero de algunos de sus fieles.
Pero el caso de Agnes siempre me produjo la misma duda ¿Como una persona que por sus frutos evidencia una vida piadosa y en apariencia santa, puede no darse cuenta de la herejía que implica aceptar la figura papal como vicario de Cristo y rendirle pleitesía, aceptar el culto a las imágenes, y en general someterse a todo aquello impuesto desde lo más fundamental de la doctrina romana, e incluso a su organización?
Los reformadores, aún con errores, habrían dado su vida contra estas herejías.

En ocasiones me pregunté ¿Quien gana con esto? ¿Los leprosos de la India? Seguro que algunos usufructuarán el beneficio de la caridad.
¿Y quien más gana? ¿El Evangelio de Cristo? Personalmente creo que no. Quien más ha obtenido rédito de la imagen de tan expléndida obra no es otro que la misma Iglesia de Roma.
Y aunque trato de evitar ideas conspirativas, si yo sería el Jefe de la Inteligencia católica Romana, o del mismo satanás, hubiera creado una y mil obras como la de Agnes.

Porque pintaría de colores el boleto falso que vendo, porque reforzaría el concepto de obras por sobre la Gracia, porque distraería a quien está buscando la verdad de corazón y porque dejaría en evidencia la supuesta falencia de quienes dicen llamarse cristianos verdaderos.

¿Recordas la técnica de un contrafuego?
Cuando se viene el incendio, los bomberos van creando un fuego controlado para que cuando llegue el incendio se encuentre sin combustible y se apague.
Es posible que el efecto de la obra de Agnes haya actuado como un contrafuego. Creo entonces, que la ecuación final es absolutamente negativa para el cristianismo verdadero.

Existen cientos y miles de obras misioneras como la de Calcuta, dispersas por todo el mundo, y desde hace siglos, más ninguna de ellas ha tenido tanta propaganda.

Y en esto coincido absolutamente. Es más importante mirar hacia adentro que hacia afuera.
¡Recojamos las banderas que abandonamos!
Y a no confundirnos. Las obras, las sanidades, los milagros, etc. no son garantía de salvación. El Señor en los Cielos podría decirnos "No os conozco".

En fin, poner este asunto en el tapete es un gran aporte porque, como dice Alejandro, nos invita a pensar y a reflexionar.
Me imagino la vergüenza de Balaam cuando habló su burra. Je, je... si no lo hacemos nosotros, no va a ser una Agnes quien hable, quizá lo hagan los burros... o las piedras.

El fin de mi dicurso: Sólo Dios escudriña lo profundo de los corazones y sólo ante él absolutamente toda la Verdad es revelada.

Un gran abrazo
¡bendiciones!

Fabio Pereyra dijo...

Querido Dany:

Comienzo a escribir este comentario y no puedo evitar de hacerlo con una sonrisa entre mis labios, es que me trae gratos recuerdos de nuestros anteriores debates que abordamos personalmente, se que sabés a que me referiero =)



Respecto del tema en cuestión, creo que el punto en donde Alejandro, vos y yo estamos hablando ahora no es lo que trata el post, me parece que estamos hablando de cosas diferentes.



Yo hable de la obra de alguien que entiendo vivió para Cristo y lo que nosotros ahora debatimos es la denominación o religión a la cual ella pertenecía, para mi eso no siempre desacredita la obra, solo exprese mi forma de ver respecto del fruto de la que creo fue una sierva de Dios, seguramente sujeta a errores, los cuales siempre descuento, por la simple razón de que somos humanos y siempre estaran en cualquier situación donde interactuemos.



Estoy a favor de la obra de Agnes, simplemente porque creo que Cristo hubiera hecho lo mismo que ella en algunos casos, y en otros seguramente como humana que fue, se equivocó, quizas en algunas cuestiones relativas a doctrina que mencioné en el post, pero no creo que nosotros estemos ajenos a otras equivocaciones similares, me cansé de ver a personas dentro de nuestras congregaciones que no se arrodillaban delante de ninguna estatua, pero que tenian otros tipo de idolos ante los cuales se rendian , también se de otros que utilizaron la fe para manipular a las personas o para hacer réditos económicos propios y muchas otras aberraciones, todas dentro de nuestras “congregaciones” , otros nunca tuvieron un nuevo nacimiento, sin embargo fueron dueños del mismo banco en las iglesias a traves del tiempo, y con poder de decidir e influenciar el futuro o las acciones de la institución, en otros el púlpito también se manejó con fines politicos o de conveniencia personal, será que nuestra denominación a veces manejada por hombres está expuesta a grandes errores tambien?, creo que si.



Quizas sea mucho mas crítico hacia dentro que hacia fuera. Lo reconozco.

Esta es mi percepción personal, terminamos hablando de errores o herejías a traves del tiempo de la iglesia romana, las cuales tienen un gran grado de verdad, y que seguramente han causado mucho daño, a veces en nombre de Dios, pero que para mi tiene que ver con un manejo Politico, y otros intereses, muy lejos de Dios, o de lo que el post narra.

Es muy probable que esta institución se “aproveche” de la obra de Teresa para rédito propio y politico, pero lo que veo es que lo que ella vivió e hizo no lo realizo buscando el rédito malintencionado, sino todo lo contrario, que luego los movimientos politico/religiosos lo utilicen a su favor eso es problema de dichos movimientos, y que si no se arrepienten algún día tendran que dar explicaciones ante el Señor.


Entiendo que ella tuvo un sincero encuentro con Jesús, y que lo demás fue solo consecuencia de su amor por El,(esa es la idea central del post) quizas por eso me identifique con ella y me haya interesado en investigar sobre su vida y obra, que luego “su denominación” haya sido culpable de muchas decisiones de hombres equivocados, ese es otro debate al margen, pero si de hombres equivocados se habla, o de manipulación , etc etc, no creo que nuestras denominaciónes sean la excepcion, simplemente porque es una condición natural del ser humano.

Aclaro que amo la denominación a la cual pertenezco.



Por otro lado, comparto que no debemos fundamentar las obras como salvación, es solo por Amor y gracia de nuestro Señor, el mismo Señor de algunos católicos quizas? A veces creo que si, y a veces no, es el mismo caso de los que pertencen a nuestras denominaciones , a veces si y otras no.


Creo que el final de tu comentario es muy apropiado para el caso : Sólo Dios escudriña lo profundo de los corazones y sólo ante él absolutamente toda la Verdad es revelada.


Un abrazo , y gracias por tu comentario!!



Fabio Pereyra

EL OJO PROTESTANTE dijo...

Hola Amigazo!
Absolutamente claro.
Creo que el conflicto surge de mí. Me cuesta separar la obra de esta gran mujer, de su organización, la Iglesia Católica Romana.
Según mi opinión, si analizamos su vida desde una perspectiva individual, por supuesto que nada más encontraría acciones dignas de imitar, al menos hasta donde ha sido público y notorio.
Pero creo que el caso de una persona emblemática, uniformada y pública, debe necesariamente mirarse en el contexto de su obra, lo que incluye la autoridad que la rige. Porque, en el caso de Agnes, el Catolicismo Romano fue parte definitiva e integral de su vida e imagen, pública y privada, representando a la Iglesia Romana con orgullo y sin cuestionamientos conocidos.

E fin, insisto en que traer a la mesa del debate esta situación puede resultar en una experiencia enriquecedora. Y creo que este tema va a dar para más. Veamos que pasa.

Un abrazo enorme.
Sigo husmeando por aquí.
Dany

Fabio Pereyra dijo...

Dany :
En lo que leí de ella tampoco encontre cuestionamientos hacia la mega estructura del vaticano, creo que en este sentido opino igual que vos.

Al margen, personalmente, tengo muy buenos recuerdos de experiencias vividas en la niñez dentro de la iglesia catolica, todos tenemos una faceta de nosotros que no es tan conocida como otras, en mi caso, mi tarea de servicio al Señor comenzó a los 8 años, como monagillo de una parroquia de villa Caraza, después El me llevo por otros caminos mas conocidos por vos, será quizas por eso que les tengo cariño.

Gracias por tus visitas y por hacer mas ricos los post.

Un abrazo


Fabio

EL OJO PROTESTANTE dijo...

Hola de nuevo!

Celebro que no seas un fraile -Jaja!, no me lo imagino-.
Obviamente tenés una vocación pastoral que viene de lejos.
Tengo la percepción que serás un instrumento de bendición, aún mayor que lo que fuiste hasta hoy.
Sigamos compartiendo y aprendiendo.

Un gran abrazo
Dany. :D

Fabio Pereyra dijo...

Dany, Gracias por los deseos.

Un gran abrazo!

El Nido del Halcón Peregrino dijo...

Saludos Daniel Dios te siga bendiciendo

Siempre preciso en tus estudios. Estos días yo he vivido una situación similar donde congrego. Pero es bueno saber que hay personas que Dios usa para confortarlo a uno.

Acabo de postear dos artículos interesantes en mi blog. Te espero para que comentes.

Carlos

Fabio Pereyra dijo...

Carlos: Pronto te voy visitar y cometar. Gracias por tus visitas.
Un gran saludo!

Fabio

Anónimo dijo...

hermano Favio:
Muy apreciado su comentario del articulo.Solo le comento que yevenes estuvo en la red.

Gladis dijo...

porque no dejan de debatir de Agnes y empiezan a imitarla.

Jesus decia sean hacedores y no oidores, hacedores de bien, bien al que esta a mi lado, el amor se demuestra con echos, no solo con palabras.....las palabras no son echos son solo palabras, para los que siempre tienen una excusa, para hacer el bien.
y mientras no hagamos el bien, no habremos entendido el amor de Dios, solo somos famosos filosofos "fariceos", que conocen toda la ley, pero no la cumplen.
Jesus obedecio hasta la muerte, hasta la muerte, que dificul es entender esto si no sabemos amar, por eso Dios nos ama primero, porque es lo primero que necesitamos aprender, para poder verdaderamente amar y servir a Dios y a los demas.
DIOS LOS BENDIGA, AMADOS HERMANOS.
P.D. no pierdan el tiempo, trabajen en la obra de Dios y Dios se lo retribuira.