Artículos

sábado, 31 de marzo de 2007

Con brazos abiertos

Hace poco mas de un año tuve el gran privilegio de ser padre, nunca podré olvidar lo que mis retinas grabaron cuando por primera vez pude ver el rostro de mi pequeña hija, salió de la sala de parto con sus ojos enormes y hermosos, es una imagen que guardaré para siempre como uno de los momentos mas felices de mi vida.

A partir de ese día todo lo que siempre había escuchado hablar a otros padres respecto de la paternidad paso de ser una teoría a una experiencia personal, que ahora yo estaba viviendo en la práctica, en varias oportunidades escuchaba declaraciones de lo hermoso que sería esta nueva relación, pero nunca pude comprender exactamente lo que significaba hasta que se convirtió en una realidad en mi vida.

Empecé a notar una nueva sensación en nuestra relación, podía amar a mi hija por lo que ella era y no por lo que ella hacía, no importaba si se portaba bien, si nos dejaba dormir de noche a mi esposa y a mi, o si sus manitos rompía algún adorno de la casa. El que ella haga cosas que me podrían incomodar no influían en el amor que me liga a ella.

Esto trajo a mi mente la oportunidad en que Jesús contó la parábola del Padre Amoroso.
Describió las vivencias de un padre que tenia dos hijos, cierto día el menor le dijo a su padre, “Papa, dame la parte de tu propiedad que me toca como herencia”, entonces el padre repartió la herencia entre sus dos hijos.

A los pocos días, el hijo menor vendió todo lo que su padre le había dado y se fue lejos a otro país. Allá se dedico a darse todos los gustos, haciendo lo malo y malgastando todo el dinero.

Ya se había quedado sin nada, cuando comenzó a faltar la comida en ese país, y el joven empezó a pasar hambre. Entonces busco trabajo, y el hombre que lo empleo lo mando a cuidar cerdos de su finca.
Al joven le daban ganas de comer aunque fuera la comida de los cerdos, pero nadie se la daba.

En ese momento comprendió su gran error, y pensó: “En la finca de mi padre sus empleados tienen toda la comida que desean, y yo aquí me estoy muriendo de hambre. Volveré a mi casa, y apenas llegue, le diré a mi padre que me he equivocado que no merezco ser tratado como su hijo que solo me trate como a uno de sus trabajadores”.

Entonces regreso a la casa de su Padre.

Cuando todavía estaba lejos, su padre corrió hacia el lleno de amor, y lo recibió con brazos abiertos y besos. El joven empezó a decirle: “¡Papa, me he equivocado!, ya no merezco ser tu hijo”. Pero antes de que el muchacho terminara de hablar, el padre llamo a todos sus empleados y les dijo: “¡Pronto! Traigan la mejor ropa y vístanlo. Pónganle un anillo y también calzado nuevo. Traigan el ternero más gordo y hagamos una gran fiesta, ¡porque mi hijo ha regresado! Es como si hubiera muerto y volvió a vivir. Se había perdido y lo hemos encontrado”.

Personalmente, creo que con esta parábola Jesús quería hacernos notar que, al margen de cual sea nuestro comportamiento o las equivocaciones que hallamos tenido en nuestra vida, o nuestro alejamiento e ignorancia de El, Dios el Padre siempre esta esperando que regresemos a sus brazos, ya que el nos ama por lo que somos y no por lo que hacemos.
Yo como cualquier otro soy un ser humano, con algunas virtudes pero también con muchos defectos, aun así, el amor que me liga a mi hija no radica en su obra sino en lo que ella es.

Cuanto más Dios que es un Padre perfecto y nos ama incondicionalmente.

No se quien eres, tampoco quien en este momento esta leyendo estas frases, pero sea quien seas, de cualquier religión, raza, edad, cultura o condición social, quisiera decirte que Dios esta esperando que nos volvamos a El, que seremos siempre recibidos en el seno de un Padre amoroso, que esta dispuesto hacer una gran fiesta por nuestro regreso, y que si tus decisiones erradas te han llevado por caminos que hicieron que malgastes todo, y estas pasando hambres y carencias en muchos aspectos de tu vida, puedes siempre volver a la casa de tu Padre, un Padre que te espera de brazos extendidos para abrazarte. Ya que El es un Dios de segundas y terceras oportunidades.
Vuelve, Vuelve!.

Quisiera finalizar esta reflexión con la letra de una canción(*) que compuso un gran amigo personal, que según entiendo, interpreta muy bien el ferviente deseo del corazón de Dios.

Cuantas veces el Señor
quiso abrazarte
quiso consolarte.

Cuantas veces sin saberlo
no pudiste verlo
no supiste verlo.

El veló cada momento
El sufrió con tus intentos.

Cuantas veces has pensado
que solo podías
pero más te hundías.

Sin salida y cansado
ni aun así lo has buscado.

Y El veló cada momento
El sufrió con tus intentos.

Y esta cerca, TAN CERCA!.


Es muy probable que estas palabras suenen agradable o no a tus oídos, pero es solamente mi vivencia personal al respecto, y quizás solo una teoría para ti.

Te invito a que reflexiones en estas palabras, y si así lo deseas, intentes un camino de regreso hacia la casa del Padre, para que deje de ser una teoría y pueda convertirse en una experiencia personal en tu vida también, solo ahí podrás entender la pasión con la que escribo estas frases

¡Vuelve!, ¡Hay un Dios dispuesto para abrazarte!



Autor:Fabio Miguel Pereyra

6 comentarios:

Victor Cabrera dijo...

Fabio, que tal, bienvenido hermano al campo de batalla!!
Me alegra que cristianos como tú se sumen a este medio en Internet, pues, como todos sabemos, este medio esta lleno de tinieblas y nosotros somos los que las combatimos.

He leído los post que has escrito y me parecen muy buenos, calzan a la perfección con el título de reflexiones.

Me parece excelente que tengas un objetivo definido, eso es lo primero que se tiene que tener en cuenta al crear un blog, pues los temas son muchos.

Todos los amigos de Dios son también mis amigos, asi que claro que lo soy y con mucho gusto. Por cierto te incluiré en mis links ahora mismo.

Por el momento vas bien, si necesitas algo, heme aquí dispuesto a servirte para todas tus consultas. Eso sí tienes que darte de alta en los buscadores como Google, y lo ideal es ingresando tu blog a las "herramientas para webmaster" incluidas en los servicios de Google.

Con eso lo demás son solo detalles.

No puedo pasar por alto comentar acerca de tu post...y es que doy muchas gracias a Dios que nos dio esta potestad de ser hechos sus hijos sin que hubiésemos hecho ningún mérito para ello... gracias Padre por tu paciencia!! Sí, él ha tenido paciencia con nosotros así como tú estas aprendiendo la paciencia de un padre con tu pequeña y hijita.

Te felicito por esa gran bendición, y ya sabes, cualquier cosa cuenta conmigo.

Bendiciones!

Fabio Pereyra dijo...

Victor: Gracias por tomarte tiempo para leer mis escritos, realmente lo vivo como un privilegio, tambien gracias por contestar tan rapido y por tus consejos.
Estuve llenedo algunos articulos tuyos y son muy muy interesantes, tambien vi que tuviste la gentileza de agregar el link de reflexiones.
Muchas Gracias y tambien cuenta conmigo!!!

Un Abrazo

El arreglador dijo...

Fabiolo esto es muy bueno realmente.Poder expresar de esta forma moderna y actual quien es Dios para cada uno y destilar su presencia por este medio que es tan usado para tantas cosas.
Deja me decir que el amor de Dios es algo dificil de expresar y que El quiere mostrar a traves de sus hijos quien es.Nuestra vida tiene proposito,El es fiel y va a continuar la buena obra que comenzo en cada uno. Me resulta gratificante tener este medio para compartir las cosas de nuestro Señor. Ahora que estoy en un tiempo sin pacientes poder reflexionar y escribir acerca de mi Padre celestial me da placer y bienestar.
Seguiremos en contacto, exaltando de esta forma a Jesucristo, Señor de mi vida y autor de mi salvacion.

Fabio Pereyra dijo...

Dr. Bevaqcua: Hola! Gracias por su acertado comentario, como no hablar del amor que nos cambio la manera de pensar y vivir.
Un abrazo!

Fabio Pereyra

Krator dijo...

Bendiciones Fabio.

Sabes...me agrada leer a personas que sientan esa necesidad de expresar su amor por Dios, y tu lo haces, gracias por eso!

A mi tambien me gusta mucho expresar ese amor que me consume por dentro, de verdad que cuando Dios marca nuestro corazon es IMPOSIBLE dejarlo, por mas "lejos" que estemos, siempre tendremos esa necesidad de regresar al Padre.

Mil y un Bendiciones y que el Amor de Dios llene tu hogar.

Kra.

Fabio Pereyra dijo...

Krator : Gracias por tus comentarios.
estamos en contacto!!

Un Abrazo!

Fabio Pereyra