Artículos

martes, 27 de marzo de 2007

El tipo de personas que Jesús no soportó

A menudo asociamos que quizás algún tipo de comportamiento en particular puede distanciar más a una persona de Dios que otra, y esto según su comportamiento.
Haciendo una recorrida por la vida de Jesús en alguna oportunidad note que el se involucro con diferentes grupos sociales de su época, jamás hizo acepción de persona y cuando muchos esperaban que solo dedique su tiempo a personas dentro de cuatro paredes de un ámbito religioso vemos como Jesús andaba por las calles, escuchando a las personas, amándolas, sanándolas y atendiendo cada una de sus necesidades.

Como oportumanente mencionamos El estuvo profundamente involucrado con distintos grupos sociales y culturales de su época, pero creo que solo hubo un grupo que logró ponerlo de muy mal humor a modo tal de increparlos con palabras muy duras que luego analizaremos un poco mas en detalle.

A continuación haremos una muy breve recopilación de algunos de los distintos grupos de personas con la que se involucro.

Para hablar de la época en donde transcurrían estos hechos tendríamos mencionar que algunos comportamientos tales como la prostitucion o el adulterio no contaban con el nivel de “semi aceptación” que cuentan en estos días sino que regían leyes que penaban con la muerte a pedradas a los que ejercían tales actividades.

En una oportunidad en especial una mujer fue encontrada en el mismo acto de adulterio y fue llevada por autoridades religiosas delante de Jesús para probarlo y ver si cumplía con la ley mencionada, ya que esta indicaba que la mujer debía ser muerta bajo pedradas. Como muchos conocen el final de esta historia Jesús no permitió que esta mujer muera, sino que con la una nueva gracia de amor salvo su vida cambiando la vieja ley por una gracia que vino abolir la anterior. El que este libre de pecado que sea el primero en arrojar la primera piedra fueron sus sabias palabras, al oír esto los religiosos acusados en su conciencia fueron saliendo uno por uno.
Jesús le dijo: Mujer, donde están los que te acusaban? Ninguno te condeno?
Ella dijo: Ninguno Señor. Entonces Jesús le dijo: NI YO TE CONDENO, VETE Y NO PEQUES MAS.

Otro día nuestro Señor caminaba por las calles, una gran multitud lo seguía, entre los cientos y cientos de personas que intentaban llegar a El estaba un recaudador de impuestos, su nombre era Zaqueo, cabe mencionar que la figura de este tipo de personas era despreciada por la mayoría, ya que los que ejercían tal actividad solían enriquecerse en gran manera en forma deshonesta, podríamos decir que contemporáneamente se asemejaría a la figura de cualquier politico corrupto que abusa de su posición para conseguir riqueza personal desmedida, por consiguiente Zaqueo era el tipo de gente despreciada por el consenso popular, nadie se imaginaba que Jesús podría sentarse en la misma mesa a compartir una cena con este repugnante hombre, sin embargo Jesús atendió el pedido de este corrupto y le dijo: Zaqueo vamos a tu casa que tengo que cenar contigo. Cuando la cena estaba finalizando Zaqueo se quebró delante de Jesús y se arrepintió de su actual vida, Jesús le dijo: Zaqueo La SALVACION HA LLEGADO HOY A ESTA CASA.

Los leprosos eran casi el grupo de personas mas aislados por la sociedad en todo sentido, para que esta enfermedad no se convirtiera en plaga era apartados de la ciudad y puestos en grupos aislados, cada leproso llevaba consigo una pequeña campana colgada de su cuerpo casi como si fuera parte de su vestimenta, cuando cualquier persona escuchaba el sonido de esa campana sabia que un leproso estaba cerca, por tal motivo trataban de escapar de estas personas para no ser victimas de un contagio que los pusiera en posición de tener que ser aislado también. Mas allá que es lógico que a nadie le gustaría ser contagiado por esta horrible enfermedad quisiera que por un momento nos pusiéramos dentro de los zapatos de uno de estos. Seguramente se sentían rechazados por todos, no podían compartir nada con nadie, ni siquiera con sus familiares, algo así como si fueran pequeños mounstros despreciados por todos. Sin embargo sin importar la condición de este grupo social Jesús se acerco y sano a varios de ellos.

En ninguna oportunidad Jesús sintió que debía estar lejos de la mujer adultera, tampoco se espanto del corrupto cobrador de impuestos ni temió el contagio del leproso, si bien en ningún caso apoyo hábitos pecaminosos NO CONDENO a las personas sino que LAS AMO, desprecio el pecado pero AMO al pecador.

Pero si hubo otro grupo que supo como hacer para poner muy enojado a Jesús, estos fueron los escribas y fariseos, autoridades religiosas de esa época, pocas veces podemos ver a Jesús tan enojado propiciando este tipo de declaraciones :
Hipócritas, generación de víboras, tumbas blanqueadas, haciendo alusión a que por fuera podrían verse como puros a ojos de los demás pero que por dentro estaban putrefactos.

No pude ver en Jesús indignación por un adulterio, tampoco por el ladrón de Zaqueo ni por los leprosos pero si por la soberbia y orgullo de los lideres religiosos de la época. Esto me hace pensar que si bien Dios no ama el pecado SI ama al pecador, pero que al mismo tiempo no soporta la soberbia y el orgullo, me imagino a un Jesús besando y abrazando la piel de un leproso pero resistiendo la soberbia y el orgullo de otros.

No conozco tu condición, tampoco tus hábitos, pero cualquiera que sean estoy convencido que si en tu corazón no existe soberbia y esta el deseo de conocerle El quiere acércate a ti para darte una vida en abundancia, esa vida que el preparó de antemano para que vivas.
No permitas que tus hábitos o actividades te alejen de Dios pensando que El esta en posición de levantar el látigo para castigarte, nada mas alejado de la realidad que esa imagen, El quiere provocar un encuentro genuino ya que ese fue el real motivo de su voluntaria muerte en la cruz: un encuentro real, personal y restaurador contigo.
Autor:Fabio Miguel Pereyra

10 comentarios:

EL OJO PROTESTANTE dijo...

Mi amigazo
¡Bienvenido al mundo bloguero!
Descuento que serás de bendición para miles. Y no esperaría menos de vos.
Un abrazo. Dany

St. Jose dijo...

Muchas felicidades por tu blog.

Estoy totalmente de acuerdo con la frase de la cabecera: "No creo que la gente necesite "religión", solamente necesitamos a Dios."
Amén. Lo creo.


Jesús te llene de Alegrías.

PABLO ROBERTO dijo...

Excelente exposición !!! BIENVENIDO FLAVIO a la BLOGOSFERA.
Cuanta verdad en tus palabras, magnífica forma de compartir sobre el AMOR y la GRACIA que abunda en nuestro SALVADOR que desea abrazarnos en su seno y que busquemos confiadamente su consolación.
Bendiciones Hermano !!! ADELANTE tus palabras ayudaran a muchos a encontrar a DIOS.
Pablo Roberto, Honduras
www.determinacionhoy.net

KrAtOr dijo...

Bendiciones!

He llegado aqui por culpa de Daniel.

Sinceramente, me agrado muchisimo lo que escribes y mas eso de "nueva gracia de amor", me encanto!

Fabio Pereyra te sigo leyendo.
y que Dios te bendiga el doble que a mi.

Kra.

pd.Bienvenido a la blogosfera!!

Fabio Pereyra dijo...

Muchas Gracias, por tu comentario, de verdad me anima en este mundo nuevode los blogs para mi.
Gracias de nuevo!
Fabio Pereyra

EL OJO PROTESTANTE dijo...

Fabito
Buen comienzo...
Dios continúe prosperando tu proyecto.
Con el cariño de siempre. Dany

Fabio Pereyra dijo...

Dany
Gracias por tu apoyo incondicional.
Un Abrazo!
Fabio

El Arreglador dijo...

Es muy bueno lo que expresas. Voy a contribuir para crecimiento y porque creo que es un buen espacio para poder compartir las cosas buenas que Dios da a sus hijos.
Pronto habra mas. A no desmayar.
Lo que viene es muy bueno, y no como frase hecha sino que se que va a ser asi. Saludos

chuy olivares dijo...

Excelentes reflexiones,no pierdas esa optica de Evangelio, hace mucha falta en estos tiempos, ya está en mis favoritos Gracias

Fabio Pereyra dijo...

Pastor Chuy:

Gracias por tu consejo.Un privilegio
para mi que puedas leer mis sencillas
reflexiones, de verdad
espero contar con tus visitas y comentarios aqui.

Un gran abrazo desde Argentina

Fabio Pereyra