Artículos

miércoles, 25 de abril de 2007

La verdad que te hace libre

Libertad de acción, derecho más que valioso con el que cuenta el ser humano.

Cada uno de nosotros fuimos finamente diseñados con la capacidad de optar, libres para elegir, decidir, proyectar o cualquier otra cosa sobre nuestras vidas. Al respecto podríamos decir, que muchas de las situaciones que hoy vivimos son el resultado de nuestras libres decisiones del pasado. Decisiones que tomamos en la libertad en la que fuimos creados y que por consiguiente causaron un efecto en nuestra vida.

Es más que común escuchar el viejo reclamo de muchas personas, diciendo que no se sienten cómodos perteneciendo a alguna religión, ya que estas, pareciera que de alguna manera tratan de quitarnos la libertad de hacer de nuestra vida lo que queramos, y si existiera una tendencia o gusto personal por tal o cual hábito, se verá censurado por la larga lista de los " No debo" de la religión.
En definitiva en más de una ocasión esta lista de prohibiciones, basadas seguramente en una buena intención o en la necesidad de establecer un orden, termina causando lo contrario a lo que se desea, y en muchos casos un equívoco alejamiento de Dios, quizás propulsado por dicha lista de "No debo, No debo, No debo....".

Pero que sucede cuando lo que creemos que pertenece a la "libertad" de elegir se convierte en nuestro peor enemigo?, o en el peor de los casos, cuando el desenlace final tiene aspecto de una adicción destructiva para nosotros, sigue siendo libertad?

Por mi ocupación laboral, administro tecnologías informáticas, sistemas que manejan miles y miles de transacciones diarias.En más de una oportunidad y debido a la gran manipulación de datos, este proceso desencadena un error en el sistema. En la mayoría de los casos mis compañeros y yo contamos con experiencia para corregir dichos errores, y evitar así un impacto negativo sobre los procesos. Pero cuando el error no es de fácil solución o excede lo que nosotros podemos hacer, tenemos que comunicarnos de manera urgente con los desarrolladores informáticos, son ellos los que crearon dicha plataforma tecnológica y conocen mejor que nadie cada uno de sus componentes, y las mejores prácticas recomendadas para evitar cualquier futuro error.

A donde quiero llegar? te preguntaras. Creo que Dios es nuestro gran diseñador, sabe a la perfección bajo que circunstancias podemos vivir mejor y bajo cuales no. Sin embargo El no condiciona o censura tu "libertad de elegir", uno de los componentes con los que te creó es el libre albedrío, para que elijas lo que quieras, pero también fuiste diseñado con otro, que es la necesidad interior de relacionarte con Dios, y es en este punto es en el que me quisiera detener.

Cada uno de nosotros tiene ese vacío interior, vacío que solo puede ser llenado por Dios, simplemente porque así fuimos diseñados por este supremo arquitecto, pero sucede que una y otra vez el hombre busca saciar este vacío en fuentes sustitutas, fuentes que quizás calmen momentaneamente ese vacío, pero que luego se vuelven incapaz de ocupar el lugar que le pertenece a Dios, entonces una y otra vez continuamos frustrándonos, no encontrando el real sentido de la vida.

Lejos estoy de hacer una juicio de valor en contra de nadie, ya que nadie esta libre de cometer errores, pero veo como esta "libertad de acción" nos juega una mala pasada una y otra vez, cuantas personas hoy viven luchando en contra de vicios como el alcohol, el cigarrillo, las drogas o tantas otras, podemos ver como una y otra vez las adicciones destruyen sus vidas y sus familias, y lo que inicialmente fue la "libertad de elegir" hoy es lo que los esclaviza, ya que no son libres para poder abandonar estos hábitos, los cuales hicieron de ellos presas fáciles de manipular.

Entonces vemos como lo que en un principio fue libertad se transformó ahora en esclavitud, ya que los vicios destructores pueden manejarnos, y ya no somos libres para decidir lo que queremos, ahora somos esclavos de nuestra "libertad".

Cual sera la salida a tremenda problemática?
Continuar con largas listas de No debo, no debo, no debo....? Definitivamente no.

A donde quiero llegar?, te preguntaras por segunda vez.

Quiero llegar a las palabras del gran arquitecto.

Dijo Jesús:
Y conocerán la Verdad, y la verdad los hará libres
.

Jesús es el camino la verdad y la vida, y nadie llega a Dios, sino a través de El.

Quieres ser libre interiormente y llenar ese vacío?, encontrar paz y el verdadero propósito para tu vida, entonces necesitas conocer a Jesús.
No busques mas en fuentes sustitutas que solo traen esclavitud, El es la verdad que hará que te conduzcas por nuevos caminos, sendas que traerán la restauración que estas necesitando.
Quiere hacerte libre de todo aquello que te está atando, sabe como subsanar las futuras consecuencias de nuestros pasados errores.
El no está dispuesto a castigarte, ni a reprocharte tus fracasos ni los mios, El está dispuesto a provocar el cambio mas grande que puedas experimentar en tu vida y de completar el plan que preparó para ti.

En la literatura del maestro, tu eres el sujeto que provocó la decisión mas difícil de entender, entregar su vida por amor .
Pero esa muerte no fue solo parte de una historia del pasado, tiene un efecto real y vigente para estos días también.

Jesús esta hoy a tu puerta, te llama, y te dice:
Yo Soy la verdad, quiero hacerte libre.

Autor:Fabio Miguel Pereyra

http://reflexionesbreves.blogspot.com


Bases del autor:
San Juan 8:32

17 comentarios:

rigo dijo...

Por definición la libertad no puede esclavizar. Es que su argumento está errado desde el principio. Esa analogía del sistema de computo no tiene sentido, porque las computadoras son seres inanimados que responden a comandos. El ser humano en cambio tiene vida inteligente.

El sistema social no se quebrará irremediablemente debido a la capacidad de adaptación de los seres humanos. Somos seres vivos que tenemos el uso de razón e imaginación para resolver los problemas.

Pero lo que me llama la atención, es que por un lado usted califica que la libertad es esclavizante, pero luego dice que la verdad, no Jesús, es la que nos hace libres. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

Yo creo eso, que la verdad nos hace libres. Pero también pienso que estar bajo el yugo de Jesús sí es esclavizante. No la libertad.

Fabio Pereyra dijo...

Estimado Rigo :
Primeramente gracias por tomarte el tiempo de darnos tu punto de vista, ya que esa es la razón por la cual creamos blogs.

En segundo lugar, quizás no hayas interpretado lo que intenté expresar, o puede ser que no fui tan hábil para hacerlo.

Por supuesto que la libertad no puede esclavizar, ya que es una contradicción, este simbolizmo contradictorio es el que me hizo reflexionar en este tema, como es que la libertad de decidir que tenemos, al elegir mal, nos sumerge a veces, (no siempre) en vicios y hábitos que luego nos esclavizan.

Respecto del ejemplo de los sistemas informáticos, ejemplifiqué que Dios al ser nuestro creador nos conoce mejor que nadie y por lo tanto conoce como solucionar cada uno de nuestros conflictos, quien conoce mejor un invento que su inventor?

La libertad nunca es esclavizante, pero necesitamos conocer la verdadera libertad, para conocer la verdadera es necesario conocer a Jesús, mas allá de cualquier decisión que hayamos tomado.

Dices, estar bajo el yugo de Jesús es esclavizante, seguramente no has tenido el privilegio de tener la experiencia personal de vivir bajo la voluntad de Jesús, cosa a veces compleja, pero mucho más complejo aún es vivir dándole la espalda.

Mi experiencia acredita ambas, por eso no tengo dudas de seguir a Jesús cada día, al menos eso intento.

Rigo, como dije en el post, todos tenemos libre adbedrio, y cualquier fuera el tuyo es más que válido, así te creo el supremo arquitecto.

Te mando un cordial Saludo

Fabio

EL OJO PROTESTANTE dijo...

Fabio

Tu reflexión me parece sencillamente magistral.

El libre albedrío, es decir la capacidad que Dios le otorgó al hombre para elegir según le mejor le plazca, es uno de los atributos que demuestran el incomprensible amor de Dios.
Dios en su omnisciencia, le otorgó esta capacidad -que en cierto aspecto constituye uno de los atributos que lo asemejan a su imagen y semejanza- a sabiendas que la libertad para elegir, lo enfrentaría con él mismo.

Entonces, la libertad es un don supremo, instituido por Dios a los hombres desde el mismo momento de su creación.
El mal uso que hizo el hombre de su capacidad para elegir, o por decirlo de otra manera , de una libertad que incluía el poder de decisión, lo llevó a confrontar con el Creador y a salir de su paraguas protector.
Así como Adán había tenido la libertad para nombrar a los animales como le gustase, ahora había optado por pecar.
Y no es la libertad que tenían Eva y Adán lo que resultó en perjuicio, sino las consecuencias de la primera decisión errada y las subsiguientes a ella.

A partir de la caía del hombre, éste, dotado de libertad para elegir, suele decidir por el camino que le parece a contramano de la sabiduría y/o preceptos divinos.
Las consecuencias pueden llegar a un punto inimaginable. En lo personal, hasta el mismo infierno en la tierra, y en lo comunitario, basta recordar la historia de Noé, de Sodoma o de Gomorra, entre otras.

Me pareció brillante lo de la analogía de los sistemas informáticos. Como dice el comentarista que me precedió "Las computadoras no piensan".
¡Exacto! Ellas no tienen posibilidad de pecar pues no tienen libre albedrío. El asunto es como dices, la "manipulación" incorrecta de datos y demás, que finalmente producen un fallo, que previsto o imprevisto llega a dañar el sistema y aún bloquearlo, de forma leve o grave.
Pero fue el hombre quien decidió meter manos de manera inadecuada. ¿Que hacer? Llama a otro hombre, uno de sus pares que sabe más, porque es perito en la materia.
Pero cuando se acaba el saber de éste, al que debe recurrir es al diseñador del software ¡Brillante!.
Es una de las analogía más brillantes que escuché o leí. Es la historia de la humanidad resumida en dos líneas.

El hombre, preso de sus malas decisiones, o de las malas decisiones de sus pares, termina dañado en su intimidad y recurre a otro, un amigo, un psicólogo, un sacerdote.
Pero finalmente la profundidad de su daño es tan severa, que no queda más remedio que llamar al diseñador, al Creador, a Jesucristo.

La Biblia dice "y conoceréis la Verdad y la Verdad os libertará" -Juan 8:32-.
Entonces la verdadera libertad, la que no se sustenta en las decisiones viciadas en la naturaleza pecadora del hombre, radica en una única posibilidad, la única Verdad... Dios".

Quien nunca ha estado enfermo, poco puede entender el valor de estar sano;
quien nunca sufrió carencia de dinero, poco puede apreciar el poder ahorrar;
Quien no pudo librarse nunca de algún tipo de opresión no entiende el valor de librarse de ella.

Pero hay oprimidos que no conocen otra cosa que su status y ni siquiera entienden lo que significa la libertad. Porque tienen su mente limitada por su propio contexto. Creen ser libres siendo esclavos.

Y en el plano espiritual sucede lo mismo. Muchos creen ser libres siendo esclavos ¿De qué? De un destino de muerte marcado por el pecado.

Hay esclavos de las consecuencias de sus malas elecciones, que han caído tan bajo que ni siquiera pueden abstraer sobre el concepto de una libertad genuina.
¿Como saldrán de allí si nadie les cuenta que pueden ser libres, y que tienen el libre albedrío para hacerlo?

"Y conoceréis la Verdad, y la Verdad os libertará"; pero para ello "Os es necesario nacer de nuevo" -Juan 3:7-.

Por ello, si uno es cristiano, no hay como tener el manual del fabricante a la mano -su Palabra-, y la radio en la frecuencia correcta apuntado -la Oración en sintonía con el Espíritu Santo-.
Y si no se ha tenido la experiencia liberadora del Nuevo nacimiento en Jesucristo (o Yashua para los paisanos), pues ¡es tiempo de decidir!.

Gracias Amigazo por haber compartido esta reflexión para mi devocional.

Con el cariño que te tengo, te aconsejo que entre tiempo y tiempo, no dejes de leer las epístolas a Timoteo.

Un gran abrazo. Saludos a los tuyos.
Dany

Leo_on dijo...

Discrepo un poco, alguien atado a sus avitos, vicios, tradiciones o costumbres es alguien que no tiene la posivilidad de elegir, aveces ni de pensar o razonar lo que hace.

No en vano muchas tradiciones que han atado al cristianismo sigen alli inalterables y no oses cuestionarlas porque vas contra la tradicion.

Es un poco parecido quien es adicto a algo, no tiene capacidad por si solo de decidir no hacerlo, siempre estara la opcion, pero no la capacidad de hacerlo.

Saludos.

el arreglador dijo...

Dios en su inmenso amor y sabiduria nos hizo y diseño "libres". pero sucede que muchas veces el sentido de la palabra "libertad" puede ser tomada de diversas formas de acuerdo a como se encuentre nuestra vida y de como la visualicemos.
De acuerdo que o quien gobierne nuestra vida vamos a experimentar determinado tipo de libertad.
Para mi la libertad que penso Dios para el hombre es aquella que se puede disfrutar y produce efectos en nuestra vida restauradores y sanadores.
Por mucho tiempo a pesar de ser cristiano intente llenar vacios con "activismo y otras formas de llamar la atencion" pero lo unico que lleno mi vida y corazon fue, es y sera Jesus. El es mi fuente primaria de vida. Asi como los peces fuera del agua no pueden vivir, y las plantas fuera de la tierra mueren ya que estos elementos son sus fuentes primarias, el hombre sin Dios no pude vivir ya que El dio "aliento de vida"
Saludos.

rigo dijo...

Gracias don Fabio por la bienvenida. Mis participaciones en su blog serán siempre respetuosas y honestas.

Mire, sigo teniendo problemas en digerir eso de que estar esclavizado a alguien se puede considerar libertad. Yo no creo lo que dice el arreglador de que "la palabra "libertad" puede ser tomada de diversas formas de acuerdo a como se encuentre nuestra vida y de como la visualicemos."

La libertad es solo una: la capacidad de actuar bajo nuestra propia razón e inteligencia. Yo no creo que podamos tener libertad cuando se actúa según la razón e inteligencia de un tercero, sea este Dios o Jesús o quién sea.

Y creo que este punto fue bien demostrado por Dios cuando nos otorgó nuestro libre albedrío. ¿Cómo se puede ejercer libre albedrío estando esclavizado a las costumbres y requisitos de un tercero como lo explica Leo_on? Es técnicamente imposible.

Totalmente de acuerdo con el ojo protestante en la diferenciación de libertad y pecado, y que "no es la libertad que tenían Eva y Adán lo que resultó en perjuicio, sino las consecuencias de la primera decisión errada y las subsiguientes a ella."

Aunque claro, en el asunto de Adán y Eva hay mucha tela que cortar.

Gracias de nuevo por la bienvenida. Ya lo incluí en mi lista de links y feeds.

Fabio Pereyra dijo...

Estimado Leo_on :

Sin darte cuenta creo que estas afirmando todo lo que el post dice.

Estoy totalmente de acuerdo con vos, vicios y religión como método de tradición es sumamente dañino para el ser humano.

Te sugiero que leas la reflexión anterior “religión o relación”, habla de lo que haces referencia.

Adicionalmente quisiera refrescarte las palabras del actual post:

____________________________________________________________

El no condiciona o censura tu "libertad de elegir", uno de los componentes con los que te creó es el libre albedrío,

para que elijas lo que quieras, pero también fuiste diseñado con otro,

que es la necesidad interior de relacionarte con Dios.

Te recuerdo el encabezado de esta pagina :

Opiniones y experiencias personales de la vida cristiana. No creo que la gente necesite "religion", solamente necesitamos a Dios.



Muchas Gracias por tu visita.

Te envio un gran saludo!

Fabio

Fabio Pereyra dijo...

Estimado Rigo :

Entiendo perfectamente tu planteo, es que suena muy lógico.

Solo se puede comprender lo que significa vivir en libertad estando en la voluntad de Dios cuando esto es una experiecia personal.

Y como muchas otras experiencias son dificiles de explicar, solo hay que vivirlas para entenderlas, pero te aseguro que vivir cerca de Jesús es lo mas gratificante que te puedas imaginar.

Mientras tanto podemos intercambiar miles y miles de mensajes y nunca estar de acuerdo, porque hay una vivencia en lo personal que ambos no compartimos.

Te recuerdo parte de este post:

El no condiciona o censura tu "libertad de elegir", uno de los componentes con los que te creó es el libre albedrío,
para que elijas lo que quieras, pero también fuiste diseñado con otro,
que es la necesidad interior de relacionarte con Dios.

Vos haces incapíe en la primera parte, la cual es muy saludable, pero te falta la segunda.



Al margen de cualquier incompatibilidad en la manera de ver las cosas, siempre serás bienvenido en mis reflexionesbreves.

Te mando un gran saludo!!

Fabio Pereyra

Fabio Pereyra dijo...

Arreglador: Mas que oportunos son sus comentarios desde mi vision.
Te envio un abrazo!
Fabio Pereyra

El arreglador dijo...

Querido rigo si pienso como vos en algo, la libertad es solo una, la que te da Jesucristo ya que en El encontras la verdadera libertad.Solo te alcanza con conocerlo a El y no acerca de El.Esto va a generar que el hombre deje de cuestionar muchas cosas que distraen y desvian de la verdad que hay en Dios.
Saludos.

St. Jose dijo...

Has resumido de manera maestra el mensaje del Maestro: "Quiero hacerte libre".

He ahí el Jesús de Nazareth que el mundo necesita conocer, no ese que muchas veces, y sin querer, predicamos, que tiene un montón de reglas. Nada más alejado de la intención del Mesías.

Muchas gracias por tu paso por mi blog. Un abrazo, hermano.

rigo dijo...

Hola arreglador.

Entiendo perfectamente la idea que quieren transmitir.

Lo que no me parece es el uso semántico que le dan a las palabras. Y esto porque creo firmemente que cuando se empieza a prostituir las palabra se termina prostituyendo las ideas.

No me parece mal que los cristianos pretendan llevar un mensaje de esperanza a las personas, en especial en tiempos tan jodidos.

Pero creo contraproducente que los que piensen que son portadores de la verdad cambien el significado de las palabras para adaptarlas a su mensaje.

Es de la vida de las personas que estamos hablando. No son poca cosa. Es algo muy serio.

A mi manera de ver las cosas, creo que lo correcto es decir que la biblia o Jesús o quién sea brinda paz, brinda liviandad, tranquilidad. Que obedecer mejora la imagen ante dios.

Pero decir que la esclavitud a alguien liberaliza no es cierto.

Si uno se esclaviza a dios o a Jesús entonces tendrá que asistir a la iglesia, hablar con los demás de su fe, estudiar la biblia, leer las ideas de quienes piensan parecido a uno y los que no, reprimir el noble sexo, dejar de fumar y hasta limpiar los zapatos los días de iglesia... ; )

ufff!!! mucho trabajo... y yo prefiero evitar la fatiga....

Ven como no es tan liberalizador que digamos....

Saludos.

Fabio Pereyra dijo...

Rigo: Primeramente gracias por poner esta pagina como un link de la tuya.
Respecto de tu comentario hacia el arreglador quisiera opinar que siempre volvemos al mismo punto. Hay una experiencia en lo personal (Conocer a Jesus) que no compartimos, eso es lo que nos dificulta tanto el ponernos de acuerdo, aunque en otros conceptos si estoy de acuerdo con vos.

otro tema, todo ese "trabajo"(compartir la fe, ir a la iglesia, limpiar los zapatos, etc, etc) es solo una consecuancia natural, que uno hace con muchas ganas y no como una obligación, solo por tener La Experiencia restauradora de conocer al que nos dio la Libertad, Jesus!
Rigo, me gustaria saber de que país nos visitas, solo por curiosidad.
Te mando un cordial saludo y una vez mas gracias por tus comentarios.
Fabio Pereyra

rigo dijo...

No creas Fabio. Yo también tuve mi etapa religiosa y de verdad creí. No me arrepiento ni tengo ningún resentimiento con las iglesias ni nada.

De hecho el motivo por el que me salí fué primero que no quería tanta "libertad". Esa libertad me estaba matando y estaba destruyendo mi autoestima.

Luego, cuando ya estaba afuera, me vengo a enterar después de una lectura racional y des-apacionada que la biblia no es la palabra de dios. No me mal interpretes, es un grandioso libro, una obra literaria sobresaliente, pero le falta mucho para ser la palabra de dios. Hay que tener una buena dosis de fe para creerlo.

También hay otras cosas por ahí que implican un ambiente de no tanta libertad si uno realmente cree o se "liberaliza" por medio de una deidad.

Esto por ejemplo tiene implicaciones en derecho y en la ciencia por ejemplo. He visto como se ha creado una resistencia a aceptar hechos científicos para proteger alguna ideología religiosa.

Y rechazar hechos científicos probados solo para mantener hipótesis religiosas me parece ilógico y hasta peligroso.

Creo que escribiré un post al respecto. Hay muchas cosas que decir.

Yo soy de Costa Rica y te agradezco mucho que visites mi blog. He encontrado interesante discutir temas que uno lleva en el corazón con gente que le da la misma importancia y respeto.

Saludos.

Manlio Hector dijo...

Cuando tu vida llegue al punto en el cual no encuentres paz ni reposo,y la angustia agobie tu alma necesitada.Vuelve a mirar hacia la cruz del calvario,y hallaras paz para tu alma y la libertad para no seguir esclavizado a tí mismo.

rigo dijo...

Gracias Manlio. Lo consideraré. Saludos.

Anónimo dijo...

buenas... muchas veces tendemos, como humanos, a ser tan racionales que impedimos conocer mas allá de los que Dios nos quiere enseñar, si creimos en un tiempo determinado y nos apartamos fué por el simple hecho de poner la mirada en los humanos los cuales estamos llenos de errores, y no en Dios lo que nos lleva a desepción. Creo que si somo humildes ante Dios (si por lo menos creemos en él) y le decimos de corazón que nos enseñe como podemos vivir y reconocerá nustras intensiones!! Saludos!!!