Artículos

sábado, 12 de julio de 2008

Metas, sueños u objetivos

Nada de lo que hacemos en nuestras vidas obedece solo a la casualidad, ninguna de nuestras acciones o planes corresponde al azar, digo que el impulso que nos motiva para alcanzar ciertos objetivos en nuestra vida, tiene un propulsor claro y definido.

Me quiero referir a los proyectos o planes personales, desde los más sanos a los que no lo son tanto, esas metas que nos hemos determinado y que trabajamos duramente para alcanzar, es que de alguna u otra manera el ser humano sin sueños y motivaciones no puede desarrollarse sanamente, la ausencia de sueños o proyectos quizás sea el síntoma de que algo no esta funcionando bien.

Algunos trabajan duramente, impulsados por buenos deseos de superación personal en la vida, buscando una estabilidad económica, personal o familiar, quizás el alcanzar metas puntuales en este aspecto, hace que cada mañana el objetivo sea levantarse e invertir muchas horas de trabajo y sacrificio.

Otros se abocan a una carrera universitaria, enfocando la totalidad de su tiempo en alcanzar un titulo que los distinga del resto, y preparándolos de la mejor manera para luchar por nuevos desafíos a los que la vida nos va encaminando.

Quizás otros grupo no tengan este tipo de motivaciones ligadas al campo de lo intelectual, sino que solo trabajen para poder hacer como dice un viejo y conocido refrán “vivir la buena vida”, digo que invierten horas en sus trabajos y vidas solo para poder llegar al fin de semana y tener la suficiente independencia económica que les permita participar de actividades que les resultan placenteras.

Están también los que movidos por el área de los sentimientos, proyectan y planean sus vidas en virtud de encontrar un par que los contenga y en definitiva los ame.
Y de esta manera podría enumerar muchos otros tipos de situaciones.

Lejos estoy de emitir un juicio sobre cada uno de estos ejemplos u otros, ya que en la mayoría de los casos esos planes o proyectos tiene una motivación mas que digna y edificante. A lo que me quiero referir es que nada de lo que hacemos es solo por que si, cada una de nuestras acciones tiene un motor que los mueve, y siempre detrás hay un interés que no siempre es malo, pero interés al fin que nos maneja, nos embarcamos en actividades que absorben todo nuestro tiempo, y hacemos de nuestra vida un paquete de actividades buenas algunas y otras no tanto, y quizás a veces nos olvidamos de valores mucho mas importantes que cualquier otro, estos son los ligados al área de lo espiritual.

El tiempo corre acorde a su curso, y a lo largo de nuestro vivir seguramente alcancemos muchos de nuestros sueños, metas u objetivos, o quizás no. Pero más allá de lo que muchos medimos muy pobremente como éxito o fracaso, hoy más nunca me gustaría recordar las palabras de Jesús cuando dijo:


“¿Porque, que aprovechará el hombre si ganare todo el
mundo y perdiera su alma?”

¿Ya has planeado que hacer al respecto?


Autor: Fabio Miguel Pereyra
http://reflexionesbreves.blogspot.com/

Bases del autor: Marcos 8:36

9 comentarios:

Guille dijo...

"Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres..." Colosenses 3:23

Creo que esta sería la motivación correcta y la que mas felices nos haría, la parte mas difícil es llevarla a la práctica...

Brisa Nocturna. dijo...

Que bueno que has escrito otra vez amigo Fabio,en verdad se extrañaban tus posts.En cuanto a este,mejor te refiero a mi ultimo post...solo una cosa es necesaria.

Dios te bendiga y espero que todo ande bien y puedas seguir compartiendo por aqui.

Muchos saludos!

Fabio Pereyra dijo...

Guille, Totalmente de acuerdo con vos, pero hay poder aplicar lo que vos decis es necesario conocerle, y son muchos que estan llenos de actividades y corren simplemente para llenar su vacio, a veces con cosas hsata buenas, el tema central es que no le conocen.

Esperemos estar a la altura de la circunstancia para compartir el mensaje transformador del maestro.

Un abrazo!


Fabio

Fabio Pereyra dijo...

Brisa, Hola!!

Creo que no tengo ninguna reflexion en este blog que no haya sido sellada con tus comentarios

Gracias!

Ya visite tu sitio y exprese mi comentario alli.

Abrazo!

Fabio

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

Hola fabio, me han gustado tus post, y te puedo decir que lo que tu dices es cierto, pero aveces es necesario vivir algunas cosas, para poder darnos cuenta del propósito que DIOS tiene para nosotros. Y Aveces nos afanamos tanto por cosas, que olvidamos que lo más importante es escuchar su voz. Bendiciones para tí, seguiré leyendote.

Claudia González C.

Fabio Pereyra dijo...

Claudia, Gracias por tu visita, espero se repita.
Afanarnos, es una palabra conocida en demasia para mi, mas de una vez me he encontrado luchando contra ella, pero gracias a Dios que El es fiel y siempre nos da la salida, conforme a su voluntad.


Fabio

Yael dijo...

Que oportuno este post a la realidad que vivo..Gracias!!!me ha gustado la manera de expresarte (fuiste concreto)no sólo planteaste el problema señalaste la solución. te sigo leyendo me restan varios post para conocerte...jajja

Fabio Pereyra dijo...

Yael, Un gusto verte por aqui!!

Cuando quieras tienes mi correo para contactarme!

Un abrazo

Fabio

Verbo... dijo...

Comparto lo mismo
no necesitamos religiones
necesitamos a Dios

Theo Logicus.